Adiós a los coches, por Gonzalo Carranza

Tema en 'Economía y Finanzas' comenzado por Dante, 30 de Abril de 2018.

  1. Dante

    Dante Usuario maestro

    [​IMG]

    Adiós a los autos, por Gonzalo Carranza | Foro Economía Día 1 | Foro Perú


    La resolución de Ford se basa en un profundo cambio estratégico. La empresa busca mejorar substancialmente sus márgenes enfocándose en sus modelos más exitosos y lucrativos de los últimos años las camionetas SUV, las pickups y los vehículos comerciales. Su conclusión es que la preferencia del público en Estados Unidos por los tradicionales sedanes y los autos deportivos ha caído, a favor de autos más grandes y potentes, aunque con mayor consumo de combustible.

    A favor de la decisión de Ford juegan algunos factores de corto plazo. Por poner un ejemplo, desde finales del dos mil catorce se registró una fuerte tendencia a la baja en los costos del petróleo. Pese a que en el segundo semestre del año, estos comenzaron a subir, aún están lejos de los picos por encima de los US dólares americanos 100 por barril vistos en años precedentes.

    A ello se suma el nuevo ánimo regulativo de la administración Trump, presta a flexibilizar los estándares de control de emisiones de CO2, los cuales encarecen precisamente las gamas de vehículos en las que Ford se enfocará.

    La otra cara de estos factores muestra peligros para la resolución anunciada si el coste del petróleo siguiera escalando hasta llegar nuevamente a máximos históricos o bien si, en el mes de enero del dos mil veintiuno, un presidente con mayor conciencia ambiental reemplazara a Trump en la Casa Blanca, Ford podría quedar en posición adelantada, con usuarios regresando a los sedanes de consumo económico, pero una compañía prácticamente sin líneas para producirlos ni innovaciones recientes. Una situación que sus competidores asiáticos y europeos indudablemente aprovecharían.

    La automotriz, sin embargo, afirma estar preparada incluso para ese escenario pesimista, merced a inversiones en tecnología que dismuyen el consumo y las emisiones, así como a un impulso a los autos eléctricos que el presidente ejecutivo de la empresa, Bill Ford (bisnieto de Henry), describió usando un término del póker “all in”.Ford no está sola. Como también recuerda Bloomberg, Fiat-Chrysler había anunciado exactamente la misma estrategia para sus operaciones de EE.UU. anteriormente. Mientras que el foco de la atención de muchos observadores del mercado automotor de EE.UU. está puesto en la revolucionaria (y volátil) Tesla, el tradicional emporio de Detroit asimismo busca reinventarse.