Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Cómo funciona el cerebro de una persona con TDAH y a qué aspectos del comportamiento afecta

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Cómo funciona el cerebro de una persona con TDAH y a qué aspectos del comportamiento afecta


    Muchos padres tienen poca información sobre el Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH). Muchos piensan que solamente con la medicación se eliminarán los síntomas y otros que el TDAH no afectará la vida de sus hijos una vez que hayan terminado sus estudios universitarios. Lo que sí es cierto es que casi nadie comprende cómo funciona el cerebro con TDAH a la hora de producir los síntomas que los niños experimentan.

    1. TDAH y el córtex prefrontal

    El córtex prefrontal es el responsable del análisis del pensamiento y de regular el comportamiento. Esto incluye mediar entre pensamientos conflictivos, decidir entre comportamientos buenos y malos y predecir los resultados probables de acciones o eventos. Esta región vital del cerebro regula la toma de decisiones a corto y a largo plazo. Además, ayuda a enfocarse en los pensamientos y ayuda a las personas a prestar atención, aprender y concentrarse.

    El córtex prefrontal es la intersección donde confluyen la atención, el comportamiento, el juicio y las respuestas emocionales. Por eso, una persona con TDAH reaccionará a lo que capte su atención en ese momento, es decir, al mensaje más fuerte. La gente con TDAH no tiene el córtex prefrontal regulado, por lo que no controla que mensaje pasa primero, por lo que les resulta mucho más fácil distraerse.

    2. TDAH y la dificultad de atención

    Esta intersección que no está regulada puede explicar por qué la atención se desvía tan fácilmente. La gente con TDAH se distrae porque lo que está en su centro de atención en un momento determinado detiene otros mensajes más débiles. Esto puede ocurrir, incluso, en mitad de una conversación, cuando una palabra provoca un pensamiento que lleva a otro tema completamente diferente.

    3. TDAH y el control del tiempo

    El criterio o sentido común también pasa por el córtex prefrontal. Cuando calculas el tiempo que te llevará una tarea o lo que tardarás en llegar a un sitio, se activa esta zona del cerebro. Comprender y conceptualizar el tiempo no es un mensaje muy fuerte en un cerebro con TDAH, así como el sentimiento que provoca una fecha límite de una tarea pendiente.

    Una persona con TDAH puede agobiarse con la fecha de entrega de un trabajo, pensar que esa tarea le va a llevar demasiado tiempo y, con ese razonamiento, decidir retrasar el momento de ponerse a efectuarla o directamente no hacerla. Y es posible que si se pusiera a ello, no le llevase más de 10 minutos, pero el agobio supera el razonamiento de que solo le llevará 10 minutos y es mejor hacerla.



    4. TDAH y el control de las emociones

    Las emociones también pasan por el cruce del córtex prefrontal y producen rápidos cambios de humor. El enfado impulsivo, la tristeza, la preocupación o la alegría parecen venir de la nada, cuando en realidad estas emociones son una reacción rápida a un evento que acaba de pasar. En un cerebro TDAH, la emoción que ocupe la atención en ese momento se convierte en el mensaje más fuerte. Por eso, muchas veces, aquellas personas con TDAH expresan emociones con más intensidad que lo que la situación lo requiere.

    5. TDAH y la impulsividad

    Las personas con TDAH compran objetos innecesarios buscando una gratificación instantánea en lugar de recompensas más importantes. Esto puede provocar que el resto de la gente los juzgue negativamente, por su falta de interés real.

    6. TDAH y la ansiedad

    Hay personas con TDAH que no son hiperactivas de forma externa sino de manera interna. Tienen varias cosas pasando por su cerebro a la vez. Lo que ocurre en realidad es que intentan compensar su dificultad de mantener un pensamiento único con una respuesta rápida que puede parecer ansiedad. Como se olvidan de lo que no ocupa su atención, los pensamientos rápidos son un intento de mantener la atención enfocada en algo. Tener múltiples pensamientos a la vez puede ser sobrecogedor por lo que terminan estando o viéndose tensos.

    Los que vivimos con personas con déficit de atención debemos intentar adoptar estrategias que se adapten a su forma de pensar y de procesar los razonamientos, como puede ser utilizar múltiples aclaraciones o hacer listas escritas con las tareas a realizar.

    La entrada Cómo funciona el cerebro de una persona con TDAH y a qué aspectos del comportamiento afecta aparece primero en Sapos y Princesas.

Temas relacionados

Colapsar

Temas Estadísticas Último Mensaje
Iniciado por Anonimuss, Hace 1 Semana
0 las respuestas
3 visitas
0 gustos
Último Mensaje Anonimuss
por Anonimuss
 
Iniciado por Anonimuss, Hace 1 Semana
0 las respuestas
2 visitas
0 gustos
Último Mensaje Anonimuss
por Anonimuss
 
Iniciado por Anonimuss, Hace 1 Semana
0 las respuestas
2 visitas
0 gustos
Último Mensaje Anonimuss
por Anonimuss
 
Iniciado por Anonimuss, Hace 1 Semana
0 las respuestas
3 visitas
0 gustos
Último Mensaje Anonimuss
por Anonimuss
 
Iniciado por Anonimuss, Hace 1 Semana
0 las respuestas
2 visitas
0 gustos
Último Mensaje Anonimuss
por Anonimuss
 
Trabajando...
X