Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Recetas caseras para curar las várices

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Recetas caseras para curar las várices

    Recetas caseras Para curar las várices



    Cayena: Ayuda a regular la fluidez del torrente sanguíneo, equilibrando y fortaleciendo el corazón, las arterias, los capilares y los nervios.

    Poner en una taza de agua hirviendo una cucharadita y media de cayena, y deja reposar 10 minutos. Una cucharada de esta infusión se mezclará con agua caliente y se beberá cada 8 horas.



    Ungüento de ajo

    Ingredientes:

    6 dientes de ajo

    3 cucharadas de aceite de oliva

    2 limones (jugo)



    Elaboración

    Corta los ajos en finas láminas y mézclalos con el aceite de oliva y el jugo de limón. Deja reposar por 12 horas y aplica al ungüento después de haber masajeado circularmente la zona. Repite esta operación diario durante 15 días.



    Jengibre (Zingiber officinale): Es muy útil en caso de mala circulación periférica.

    En una taza de agua hirviendo agregar una cucharadita de raíz fresca, y dejarlo reposar durante 5 minutos. Beber cuando se necesite.



    Té y vinagre

    Agrega 2 cucharadas de vinagre de manzana a una taza de té, y aplica con un algodón sobre las venas varicosas tres veces al día por una semana o hasta que sientas mejoría.



    Cola de Caballo: Actúa como diurético favoreciendo la eliminación de líquidos.

    En una taza de agua hirviendo agrega 2 cucharaditas de la planta seca. Deja reposar durante 15 ó 20 minutos, y bebe tres veces al día.



    Hidroterapia

    Consigue dos cubetas o baldes lo suficientemente altos para que quepan tus piernas hasta las rodillas y llénalos uno de agua caliente y otro de agua fría. En cada uno agrega 8 gotas de sales de Epsom por cada galón de agua. Ahora, sumerge tus piernas por 3 minutos en el agua caliente y 3 segundos en el agua fría. Repite tres veces esta operación y durante un mes una vez al día.



    Mostaza negra

    Aplicar en un baño caliente para estimular la circulación y terminar el baño con una ligera ducha de agua fría hecha con la infusión de mostaza negra. Para preparar la infusión deberás dejar hervir 50 g de mostaza negra en 500 ml de agua.



    Vinagre de manzana

    Moja un algodoncito y aplica por las tardes y noches sobre la zona afectada durante un mes. Además disuelve dos cucharaditas de vinagre en un vaso de agua y tómalo dos veces al día.



    Romero

    Actúa como estimulante de la circulación y los nervios. No es aconsejable en personas muy nerviosas.

    En 1 litro de agua hirviendo, vierte 2 cucharaditas de la hierba en seco y dejar reposar en un contenedor cerrado durante 10 ó 15 minutos. Tomar tres veces al día.



    Compresa de infusión de caléndula

    Hierve 1 litro de agua con 80 gramos de flores de caléndula durante 5 minutos, deja entibiar y luego, con la ayuda de una gasa, aplica esta preparación en las zonas afectadas.



    Infusión de castaño de indias

    El Castaño de Indias repara y tonifica las venas. Hierve un litro de agua con 50 gramos de corteza de castaño de indias durante 10 minutos, cuela y
    bebe el líquido, un vaso de 250 ml cada 8 horas.



    Masajes con caléndula

    Mezclar 30 ml de
    aceite de caléndula, 3 gotas de aceite de ciprés, 2 gotas de aceite de sándalo y 1 de aceite esencial de menta.

    Realizar el masaje con las palmas de las
    manos desde los tobillos, ascendiendo hasta llegar a los muslos. Después aplícate compresas hechas con 50 ml de aceite de romero y 6 gotas de aceite de menta.



    Cataplasmas

    Diluye cuatro cucharadas de
    arcilla verde en una taza de agua y mezcla hasta lograr una pasta bastante fluida que aplicarás, cada noche, en forma de compresa sobre la parte afectada, dejándola hasta que se seque. Luego es necesario lavar con jabón neutro y agua tibia.



    Ajo

    Debes machacar cinco cabezas de
    ajo y colocarlo en un frasco con alcohol, dejando que se macere dos semanas. Luego aplica la maceración tres veces al día, directamente a la zona afectada.



    Vinagre de manzana

    Aplicar vinagre de
    manzana sobre las piernas, empezando por la derecha de abajo hacia arriba, y luego la izquierda de abajo hacia arriba. Se deja puesto por tres horas y después te lavas las piernas con agua templada.



    Árnica

    Realiza la infusión con 150 g de árnica en 1 litro de agua y aplica paños de
    árnica sobre las piernas. El árnica activa la circulación.



    Baño para piernas

    Prepara un baño para piernas con várices. Incluye 1 puñado de manzanilla, 1 puñado de menta, 1 puñado de laurel; 1 pizca de bicarbonato en 2 litros de agua, el cual se debe llevar a ebullición. Retirar del fuego y después añadir las hierbas por 5 minutos. Se debe colocar la infusión en una palangana; mezclarla con el bicarbonato y dar un baño de pies. En algunas personas este baño puede causar urticaria, por lo que se recomienda su empleo con precaución.



    Baño relajante

    En una cubeta donde quepan tus piernas, principalmente las zonas afectadas, agrega agua templada, 10 gotas de esencia de menta, 5 gotas de limón y 3 de ciprés. Sumerge tus piernas por 15 minutos y al sacarlas del agua colócalas en alto.



    Masaje relajante

    Ingredientes:

    50 g de corteza de roble

    50 g de hojas de orégano

    50 g de hojas de nogal

    750 ml de aceite de oliva



    Elaboración

    Coloca las hierbas en un frasco con tapa y agrega el aceite de oliva. Ponlo 2 horas a baño María a fuego lento y deja enfriar. Escurre el líquido y fíltralo. Con este aceite masajea suavemente las piernas, de abajo arriba, en dirección al corazón.



    Acaríciate con pétalos

    Ingredientes:

    3 cucharadas de pétalos de caléndula

    250 g de manteca de cerdo



    Elaboración

    Pon a hervir los pétalos de caléndula en la manteca de cerdo. Cuela y conserva en el refri. Aplica suavemente sobre las várices 3 veces al día.



    Aceite de almendras para las úlceras

    Ingredientes:

    2 cucharadas de aceite de almendras

    2 de aceite de hígado de bacalao



    Elaboración

    Mezcla perfectamente ambos aceites y aplica varias veces durante el día la preparación sobre las úlceras de las várices, y deja que seque con el aire.



    Úlceras y col

    Pasa por el fuego varias hojas de col durante un par de segundos. Luego aplástalas con un rodillo y ponlas sobre el área de la úlcera. Deja que reposen por dos horas y las retiras.



    Ajo y limón

    Ingredientes:

    6 dientes de ajo

    2 cucharaditas de aceite de oliva

    1 limón (jugo)

    Un frasco de cristal de boca ancha



    Elaboración

    Pica los ajos en láminas e introdúcelos en un tarro. Añade el jugo del limón y agrega dos cucharadas de aceite. Cierra el tarro y deja macerar durante 12 horas.

    Antes de usar, agita bien el frasco. Emplea la cantidad de macerado que se quede en los dedos índice y medio, después de introducirlos en el tarro. Masajea con los dedos, en círculos ascendentes, siguiendo las varices. Es recomendable cubrir la zona de la aplicación con un calcetín o una media de algodón, y mantenerla tapada durante toda la noche.



    Castaña de Indias

    Ingredientes:

    1 cucharada de castaña de Indias

    500 ml de agua

    Azúcar morena, miel o melaza

    Jugo de limón al gusto



    Elaboración

    Pon a hervir el agua y la castaña de Indias durante tres minutos. Deja reposar cinco minutos y filtra. Endulza con azúcar morena, miel o melaza, y agrega el jugo de limón.

    Los diez primeros días deberás tomar la infusión tres veces al día, antes de la comida. Los diez días siguientes, dos veces al día. Posteriormente, basta con una infusión diaria.

  • #2
    Dejame añadir que todo tratamiento debe de estar acompañado de una buena alimentacion evitando grasas y comiendo a nuestras horas.

    Gracias por el tutorial 😳

    Comentario


    • #3
      Gracias, mi amigo. Casi no he podido entrar, pero procuraré postear más seguido.

      Comentario


      • #4
        Muchas gracias! ¿Esto sirve para las varices ulcerosas?

        Comentario


        • #5
          Sip, pero hay qué ir primero con el médico para ver si no hay reacciones alérgicas por ser una herida abierta.

          Comentario

          Trabajando...
          X